10
NOV
2012

Capítulo VI – Del Régimen Disciplinar

Art. 8º – A las infracciones del presente Reglamento y de las Normas de Conducta Ética de los residentes serán de aplicación las siguientes sanciones, observada la gravedad de cada caso:

  • advertencia oral;
  • advertencia escrita;
  • cancelar matrícula.

            Art. 9º – La advertencia escrita será obligatoriamente aplicada a los que hayan incurrido en faltas ya sancionadas con advertencia oral, y cancelación de la matrícula a los que ya hayan recibido al menos una advertencia oral y una advertencia escrita.
Art. 10 – Constituyen faltas punibles con el cancelamiento de la matrícula, independientemente de las disposiciones del artículo anterior, las siguientes:

  • Negativa a la indemnización de daño causado a las instalaciones y/o equipos del Colegio;
  • Dejar de abonar, en las épocas debidas, las cantidades adeudadas por reserva de plaza o mensualidades;
  • Ofender moral o físicamente a cualquier residente, a trabajadores del Colegio o miembros de la Administración y de la Dirección;
  • Excederse en la reacción a cualquier acto de los demás residentes, de los trabajadores del Colegio y miembros de la Administración y/o Dirección;
  • Dejar de justificar, en tiempo hábil, su condición de estudiante regularmente matriculado o de residente transitorio en el país.

            Art. 11 – Constituyen infracciones posibles de aplicación de advertencia oral, y en caso de reincidencia, de advertencia escrita, la infracción de cualquier de las normas del Código de Conducta de Ética.
Párrafo único – Será causa de advertencia, la infracción de las siguientes normas:

  • Ocasionar desperfectos en pintura, instalaciones del Colegio, etc., por uso indebido de las mismas;
  • Instalar, en las dependencias privadas, o en las de uso común, aparatos, carteles o elementos de decoración, fuera de los espacios reservados, sin previa autorización escrita de la Dirección;
  • Dejar vasos, platos, cubiertos o utensilios del Restaurante o del Bar, fuera de su local de uso, en las mesas de los “halls” o demás locales de uso común del Colegio;
  • Atentar contra la higiene colectiva, echando colillas, papel usado o cualquier tipo de materia desechable fuera de los recipientes utilizados a tal fin;
  • Adherir en los cristales, puertas y paredes, papel de cualquier especie;
  • Colocar en las ventanas de las habitaciones, vasos o utensilios de cualquier naturaleza que puedan causar accidentes a los demás residentes, transeúntes o trabajadores;
  • No devolver en los plazos indicados, los libros de la Biblioteca;
  • Estropear los periódicos y revistas de uso común;
  • Cumplir las normas establecidas para el uso del vídeo, de los aparatos de televisión, de las salas de estudio o de la Biblioteca;
  • Acceder sin previa autorización de la Dirección del Colegio, a los sitios de uso privado y reservado, tales como, cocina, lavadero, sala de calderas, taller de reparación, patios internos y depósitos como también en el alojamiento y sitios de uso exclusivo de los trabajadores;
  • Dejar de atender a cualquier de las normas de uso de las instalaciones comunes del Colegio.